Hoy puede ser un gran día

“Hoy puede ser un gran día, plantéatelo así. Aprovecharlo o que pase de largo, depende en parte de ti.” dice Joan Manuel Serrat en una canción, una verdad muy cierta.

Diariamente me pongo metas, objetivos a cumplir o bien hago algo diferente para transformar ese día en un gran día. Cualquier cosa que salga de mi rutina, difiera de la decisión que tomaría naturalmente o bien requiera un esfuerzo extra de mi parte es, desde mi punto de vista, una meta cumplida para ese día.

Puede ser empezar a leer un libro, empujarme a escribir un artículo en mi blog aún cuando no estoy con ganas, quedarme tres horas más en la laburo para terminar algo, re-organizar mis finanzas, actualizar un sitio, terminar con una tarea postergada, salir a correr, planear unas vacaciones, dedicarle tiempo a mi departamento, ir a comer con mis amigos, sorprender a mi novia, terminar un libro, etc…

Tengo la convicción de que todos los días de mi vida tienen que ser memorables, y con esto no quiero decir que pasen a la historia, sino que me den un motivo para acordarme particularmente de esa fecha. Porque eso quiere decir que cada día de mi vida va a ser importante para mi y, en cierta forma, lo transforma en un progreso personal, en una satisfacción cuando me voy a dormir.

Escribo esto porque quiero recomendarles hacer lo mismo, que cuando estén tirados en la cama repasando el día que termina tengan al menos un motivo para estar más que satisfechos. Día a día se va a hacer más fácil, su rutina va a incluir hacer algo fuera de ella a diario. Algo que los haga mejor como personas, emprendedores, profesionales, novios, amigos o garcas. No importa, cada uno sabe en lo que quiere progresar y está perfecto.

Creo sinceramente que es una de las mejores formas de superarse, hacer algo que a uno mismo le resulte diferente o especial es abismalmente distinto a plantearse metas de acuerdo a los logros terceros. “Voy a intentar tener el físico de Schwarzenegger” puede ser una meta interesante, siempre y cuando no vayas corriendo al gimnasio a levantar 200 kilos como él. Un objetivo a largo plazo solo es útil si se lo pretende alcanzar con pequeños puntos intermedios que a uno le resulten verdaderas metas. Ese es el objetivo de este sistema, que día a día nos superemos para llegar a ser aquello que queramos.

Espero haber sido claro y que les resulte interesante. No quiero hacerlo más largo, simplemente recomendarles que al menos lo intenten si es que ya no lo están haciendo.

Martes 29 de abril de 2008 en Desarrollo personal